LA INTERNACIONALIZACIÓN DEL COLEGIO CLARET CON EL PROGRAMA ERASMUS +

Miércoles, 22/06/2022
Versión para impresiónSend by emailVersión PDF
El Colegio Claret culmina, con el final de este curso, su primera experiencia dentro de la red de colegios europeos que significa la apuesta por formar parte del proyecto Erasmus + que, gracias a la colaboración de la Unión Europea, ha posibilitado la internacionalización de centros educativos como es el caso del segoviano. Este programa que ha sido denominado De Claret a Europa, supone un esfuerzo muy importante que tiene como objetivo prioritario encontrar las mejores ideas para que la centralidad del alumno continúe siendo el eje sobre el que gira todo el proyecto educativo del Colegio.
 
Florencia, en Italia, Mangualde, en Portugal y Berlín, en Alemania, han sido los destinos en los que los profesores del Claret han realizado las distintas movilizaciones con las que han iniciado su andadura en este programa que teje redes entre distintos centros de nuestro continente.
 
Una premisa importante,, cuando se inicia algún proyecto, es la formación y, por ello, Florencia, fue la primera etapa de esta iniciativa para Ruth García (coordinadora del programa), Elisa Casado (Directora de Secundaria), Regina de Andrés (Directora de EPO) y Cristina Santiago (Departamento de Lengua) quienes, además de exponer la realidad del Claret, al resto de participantes europeos y, también, españoles, recibieron la acreditación sobre “Classroom Management Solutions for teacher: New methodologies, Effective Motivation, Cooperation and Evaluation Strategies”. Un intercambio de conocimientos y modos de hacer que han sumado y han ayudado a mejorar las estrategias metodológicas en el aula.
 
La segunda movilización, en la modalidad Job Shadowing, basada en la observación, puso rumbo a Portugal y a una pequeña localidad, Mangualde, perteneciente al distrito de Viseu, en la que se asienta un agrupamiento de Escolas que, además, sirven de espacio de formación para profesores, y en la que se encuadra la denominada Future Classroom, un aula que cuenta con muchas de las herramientas digitales y ergonómicas, que ayudan al desempeño del trabajo por proyectos y que convierten el espacio en lo que se conoce como el 3er profesor, y que Manuel Monge, Teresa Flores, Virginia Vegas y Carlos García, compartieron con colegas de Turquía, Letonia, Bulgaria y Grecia, además de otros de Barcelona y Soria, en un centro de referencia en el que se pudieron conocer las diferencias entre los sistemas educativos de cada país.
 
La vertiente de formación específica, organizada en la multicultural Berlín, sobre metodología STEAM, supuso la constatación de que, aunque la procedencia sea diversa, en todos los profesionales hay un punto de vista común en lo referente al protagonismo de los alumnos y a la importancia de trabajar las denominadas Soft Skills (comunicación, creatividad, pensamiento crítico y colaboración). Este encuentro, en tierras alemanas, puso de manifiesto la globalidad, también, de la educación, por encima de ideologías, como pudieron comprobar las tres profesoras participantes en este curso, Paloma López, Marta García y Ana Carmen Mscichowska, tras los debates, actividades y presentaciones intercambiadas entre los asistentes y que han supuesto la base de las jornadas de trabajo.